El patrón bitcoin

patron bitcoin

Este artículo tiene referencia al libro El Patrón Bitcoin de Saifedean Ammous y puedes conseguirlo en Chile en la siguiente tienda  CriptoTiendaCL .

La conversación inicial que debemos tener es entender el dinero como un elemento No Crucial dentro del método de intercambio de bienes y servicios, la RAE lo define como medio de cambio o de pago aceptado “generalmente”. Ahora bien, el intercambio siempre posee un punto de equilibrio entre las partes, entre lo ofertado y demandado, ese punto exacto se denomina precio, y no siempre estos métodos de intercambios poseen dinero.

¿Cómo funciona una economía sin dinero? A través del trueque o intercambio directo. Existe un caso que da como ejemplo el libro, y se trata de la isla de Yap en Micronesia dentro del siglo XIX, en la cual sus ciudadanos intercambiaban unas piedras llamadas Rai. Estas piedras venían en todas formas y tamaños, algunas podían incluso pesar toneladas. Y sus dueños intercambiaban las piedras por toda clase de bienes y servicios, funcionando durante mucho tiempo en la isla, porque eran elementos vendibles y divisibles.

Si querías un pan, la piedra que llevabas la tenías que partir, y entregar una parte bien pequeña por ese pan, si querías una vaca quizás era necesaria más de una piedra.

¿Cuál era el inconveniente?

No conservaron su valor en el tiempo, al principio eso no había sido un problema porque extraerlas y trasladarlas desde las islas más cercanas era un negocio tan difícil que el suministro de piedras era limitado y por tanto su valor permanecía constante. 

La economía de la isla cambió a finales del siglo XIX con la llegada del capitán  David O’Keefe quien naufragió en la isla, y comprendió que podía, con nueva tecnología naviera, importar grandes cantidades e intercambiarlas por cocos, eso implicó que dichas piedras se volvieron comunes, y su valor comercial tendió a 0.

Comprender cómo este caso de intercambio con las piedras perdió su rol monetario, supone una demostración perfecta de cómo el dinero pierde su status monetario una vez malograda su solidez

Cabe destacar que el primer dinero que se asemeja a lo que usamos hoy es el llamado intercambio indirecto y fue gracias a la tecnología precistiana que fundía los metales: la metalurgia.

piedra yap
Piedras que reflejaban ser dinero en las islas Yap.

Historia detrás del patrón oro

El primer dinero tangible fue el Oro, y tras la utilización de esta tecnología que permitía fundir y obtener diseños específicos de menor tamaño, se pudo obtener algunas características de este tipo de dinero: era imposible de destruir ni tampoco podía ser sintetizado usando otros materiales. El suministro crecía lenta y previsiblemente por lo que se obtuvo con ello un material efectivo como garantía de valor lo que lo hizo comercializable a lo largo de tanto tiempo.

Los tres metales más importantes para utilizarse como monedas fueron el oro, la plata y el cobre, su utilización en forma de moneda permaneció casi intocable durante 2.500 años, siendo el Rey lidio Creso el primero en acuñar monedas.

Pero el amor por estos metales no vino sino hasta la ideología económica predominante durante la época del mercantilismo, cuando lo principal era adquisición y acumulación de metales.

¿Cómo convencer a las personas, a que los papeles -billetes- que se intercambian valen algo?

La respuesta de los gobiernos fue el emitir papel respaldado por metales preciosos que se mantuvieran almacenados en cámaras acorazadas de los principales bancos mundiales. En 1717 la Real Casa de Moneda de Gran Bretaña hizo director a Isaac Newton para introducir el patrón oro en su economía. Para 1900 más de 50 países obtenían ya el mismo sistema, haciéndose el oro cada vez más comercializable y más naciones emitieron papel moneda respaldada por las reservas de oro de sus bancos.

monedas

Dato Rosa:

En el siglo I d.C el emperador Julio César emitió el aureus, una moneda que contenía aproximadamente 8 gramos de oro y equivalía a 25 denarios de plata. Fue sustituido por el Solidus bizantino cerca del siglo IV por el emperador Constantino I

El oro tenía un gran defecto: tenía que ser almacenado en bóvedas de bancos, esto facilitó el intercambio del papel moneda por oro, pero también creó un sistema altamente centralizado en que se controlaba el valor del papel moneda. Si los gobiernos deseaban aumentar la circulación del papel moneda, lo podían hacer sin tener que aumentar las reservas de oro depositada en los bancos. 

En 1914 tras el inicio de la primera guerra, los gobiernos necesitaban dinero en efectivo para financiar sus operaciones, y en lugar de aumentar los impuestos, prefirieron imprimir papel moneda, pero no estaba respaldado. En cosas de semana los países habían abandonado la convertibilidad del papel moneda y el patrón había sido abandonado.

Esto suponia dos problemáticas: El dinero circulante permitió la operación militar. La impresión del dinero implicó debilitar el valor de las monedas locales existentes. Tras finalizar la guerra los países se enfrentaban a la devaluación de su moneda, y una solución obvia era volver al patrón oro, aunque hubiera sido bastante impopular, tampoco era posible volver al antiguo intercambio, ya que hubiera existido una crisis ciudadana.

Así que los gobiernos decidieron introducir dinero certificado, y la crisis en el 29′ fue devastadora. No fue sino hasta posterior a la segunda guerra cuando los países comenzaron a planificar el orden económico de la postguerra. Esto se llamó el sistema de Bretton Woods. La idea básica era que todas las monedas del mundo estarían atadas al valor del dólar a un tipo de cambio fijo, y el dólar estaría atado al valor del oro nuevamente a un tipo de cambio fijo, todo esto bajo la vigilancia del Fondo Monetario Internacional.

EEUU aumentó por sí mismo el valor de su moneda, con respecto al oro, y así otros tantos países hicieron lo mismo con respecto al dólar, por lo que el 15 de agosto de 1971 el presidente Nixon anunció que los dólares ya no eran convertibles a oro, y el valor de las monedas se determinará libremente por la interacción de las principales monedas fiduciarias del mundo. Con esto se pondría fin al patrón Oro.

La era digital y la nueva economía

El problema cuando los gobiernos manipulan las tasas de interés y las políticas monetarias, interfiriendo por tanto con la oferta de dinero, es la manipulación de los precios. Esto es porque los precios dan a los inversores datos estadísticos para tomar desiciones sin tener la necesidad de aprender de historia o acontecimientos mundiales.

La intervención del gobierno, sin embargo, significa que los precios ya no reflejan los movimientos del mercado y no aplica el análisis técnico de lso expertos. Eso implica que los inversores no tienen la información que buscan y eso distorsiona la acumulación de capital, haciendo con ello no solvente la política monetaria del país, muchas veces haciendo salir al inversor.

Algunas razones de las crisis de los países tras 2da Guerra mundial
crisis

Gasto Masivo Nacional

Acumulación Deuda Interna

Después de décadas de gasto impudente y acumulación de deuda, a lo mejor es momento de que los gobiernos vuelvan a una política de dinero seguro y sólido. ¿Será Bitcoin la solución que suena rimbombante a los oídos de los gobiernos de turno? ¿cómo puede la primera moneda virtual proponer ayuda frente a las economías mundiales?

Si pensamos en el oro, los gobiernos lo eligieron debido a la posibilidad de almacenarse, también al hecho de que es escaso y fiable, así pues esto habla de la oferta específica y conocida, sin el miedo a desinflar su valor de forma signficativa, Bitcoin es similar, si quieres entender sobre el detalle te sugiero este enlace.

Una principal diferencia con el papel moneda y el oro, es que nunca Bitcoin podrá ser devaluado manipulando el suministro, convirtiéndose en un perfecto almacén de valor. La seguridad es su valor principal, el dinero de forma transparente y encriptado entrega cualidades que ni el oro ni el billete pueden obtener.

Si la divisa se va a construir como nuevo patrón, entonces necesita crecer, pero el crecimiento incluso para Bitcoin dependería finalmente de una mayor dependencia de las grandes instituciones centralizadas, este es el gran trade off de este sistema, pues está diseñado para dar a las personas un sistema de intercambio que no dependa de terceros o autoridades como gobiernos o bancos.

Algunas complicaciones para Bitcoin como sistema mundial es que está por “programa” ajustado a una cantidad específica de bloques a crearse cada cierto período de tiempo, ello implica que aproximadamente el límite de transacciones de Bitcoin por día bordea las 500 mil, y si aumenta o decrece ese número, dependerá del programa o “blockchain” que se esté usando, pero este valor es muy por debajo del número de transacciones de Visa o Mastercard.

Luego está el problema de los gastos, cuántas más transacciones más comisiones se pagan por “programa”, esto aumenta el número de registro de bloques que necesitan ser actualizados aumentando las tasas de transacción como la cantidad de potencia de procesamiento gastado en tales procesos (refiriéndose a minería).

La invitación es a seguir leyendo el Patrón Bitcoin, comprendiendo desde la base misma de la generación del dinero, hasta cómo operan las transacciones económicas hoy en día, pues vemos un contexto histórico que no solo nos recuerda a cómo ha sido previo a las tarjetas e introducción del dinero digital y bancario, sino que también nos inspira a dilucidar el futuro de la mano con la tecnología financiera.

¿Será Bitcoin capaz de establecer una política contemporánea de dinero sólido y seguro?